La Casa de Papel

Hol@ amig@s. Aquí estoy de nuevo.
Y ahora me apetece hablar de series televisivas.

Cuando empezaron a dar publicidad en Antena 3 a la serie “La Casa de Papel” (serie basada en hechos y escenas ficticias), a todas horas, pensé “por pesados no voy a verla”, a pesar de que en mi casa se suele ver Antena 3.

El Martes, cuando ya estaba media dormida, al abrir un momento los ojos vi en la pantalla del televisor a Alvaro Morte e inmediatamente me desperté. Le dí al mando a distancia para poner la serie al principio y comencé a verla. Malo. Ya estaba enganchada. Lo que no quería, porque a mi me gusta ir contracorriente.

¿Os acordáis alguno de ustedes de una película muy antigua, “El expreso de media noche”en la que todos los locos, en el patio, daban vueltas, andando en el mismo sentido, menos uno que lo hacía al revés?. Ese era yo.

Pero, era imposible no ver a ALVARO MORTE, un magnífico Adolfo Castillo en la Serie Bandolera, protagonizada por Marta Hazas (que yo no he visto en Velvet y vemos en el Hormiguero) y un extraordinario Doctor Lucas Moliner en la Serie El Secreto de Puente Viejo). Porque además, es un actor que tiene algo que te atrapa….te engancha…su voz….su forma de hablar…para mi es muy buen actor y punto. Eso no se discute. Bueno respetemos al que no le guste.

Y comenzó en primer capítulo de la serie “La casa de Papel”, contado en primera persona por TOKIO, ladrona y después asesina forzada por las circunstancias, a la que su propia madre (Rosario, de la novela El secreto de Puente Viejo) se ve obligada por la Policía a tender una trampa para ser detenida, siendo salvada por el PROFESOR (Alvaro Morte).

Una serie en la que un grupo de alumnos especiales pasarán cinco meses estudiando con un profesor particular, apartados del mundo, para prepararse y llevar a buen término, un cometido muy concreto: ATRACAR LA FABRICA NACIONAL DE MONEDA Y TIMBRE.

El profesor explica en clase a sus alumnos, que hay gente que pasa años estudiando, para acabar trabajando por sueldos “de mierda”, y que él lleva pensando en el atraco mucho más. Les dice que son cinco meses de preparación y que no tendrán que trabajar nunca más en la vida, ni ellos ni sus futuras generaciones.

Pero les advierte que han de tener mucho cuidado, porque en todos los telediarios van a hablar de ellos, que cada familia de este país iba a pensar “qué cabrones, ojalá se les hubiera ocurrido a ellos”, que todo el mundo estará hablando de ellos, pero que mucho cuidado, y eso era muy importante, que en el momento en que hubiera una gota de sangre, una sola víctima, dejarían de ser unos “Robín Hood” y pasarían a ser unos “hijos de puta”.

«Porque no iban a robar el dinero de nadie, porque les iban a caer hasta simpáticos a la gente y era fundamental que tuvieran a la opinión pública de su parte. Iban a ser los puñeteros héroes de la gente».

Una trama interesantísima que en su primer capítulo tubo tubo cuatro millones de espectadores, un 25% de la audiencia.

Las únicas reglas del PROFESOR fueron nada de nombres y nada de relaciones personales y así fue como todos fueron Ciudades y prepararon el atraco perfecto. O al menos eso creemos.

Y TOKIO, ladrona y asesina, se encarga de describir a sus especiales compañeros de clase, en primera persona.

Sr. BERLÍN. Le mira el culo. En busca y captura. 27 atracos, joyerías, casas de subastas y furgones. Su mayor golpe Los Elíseos en París. 434 diamantes. Es como un tiburón en una piscina. Puedes bañarte con él pero nunca estás tranquila. Es el jefe al mando del asalto.

MOSCU (Paco, en la famosa serie policiaca “Los hombres de Paco”). Lo primero que cavó fue una mina en Asturias. Después comprendió que cavando hacia arriba llegaría más lejos, seis peleterías, tres relojerías y la Caja Rural de Avilés. Maneja la lanza térmica y cualquier herramienta industrial.

DENVER (Elías en la serie El secreto de Puente Viejo). Es el hijo de Moscú. Es el rey de las peleas de discotecas. Es una bomba de relojería. Dientes, costillas rotas. Es de sangre caliente.

RIO. La debilidad de Tokio. Informático. Programa desde los seis años y lo sabe todo de alarmas y electrónica, Para el resto de las cosas de la vida es como si hubiera nacido ayer.

HELSINKI Y OLSO. Siameses. Hasta en el plan más sofisticado hacen falta soldados y qué mejor que los serbios. Puede que piensen pero francamente nunca lo sabremos.

NAIROBI. Optimista empedernida. Ha falsificado billetes desde los trece años y ahora los hace de absoluta calidad. Es posible que esté loca pero tiene tanta gracia, la jodida.

Y por ultimo EL PROFESOR.
Sin antecedentes, sin registro, la ultima vez que renovó el D.N.I fue con 19 años. A todos los efectos un fantasma. Pero un fantasma muy inteligente.

Y dentro de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, una baza muy especial para los atracadores, una rehén jovencita de 17 años, bastante importante para los negociadores que están fuera, hija de un embajador… Y todos los rehenes vestidos como los atracadores, con caretas y armas…

Una mujer policía a cargo de la negociación del atraco….un casual encuentro entre ella y el profesor en un bar…. y ahí nos quedamos… en total y absoluto suspense…

¿Será igual de interesante el segundo capítulo?
Lo sabre la próxima semana. Y si la serie deja de gustarme, lo diré y pongo fin a la serie por mi parte pero por supuesto respetando a los que les guste y quieran seguirla en Antena 3. Están en su derecho.

Si la serie me gusta, tendremos serie para rato…..pero dosificando…..

Nos vemos prontos amig@s y os vuelvo a pedir que seáis indulgentes con mis faltas de ortografías o errores gramaticales que intentaré ir puliendo. Un abrazo.

Rate this post
Última modificación5 mayo, 2017
Esta entrada fue publicada en Series
Añadir esta entrada a favoritos La Casa de Papel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.